Posts Tagged ‘Bombas de Racimo’

Clientes de bancos sí. Cómplices de asesinato no.

10 octubre 2011

No hace mucho tiempo entré en un banco a abrir una cuenta corriente y pregunté por su  política de inversiones responsables. “¿Cómo?” me dicen. “Sí, bueno…me refiero a si  este banco puede asegurarme que el dinero que yo deposite en él no va a sufragar negocios que yo no apoyaría. ¿Tienen alguna política de inversión socialmente responsable  o algo sobre RSC relacionado con esto? ” “Pero, señorita” me responde la comercial mirándome extrañada y un tanto airada, “¡no tenemos nada de eso!!”.

Esta conversación no debería haber tenido lugar. ¿Acaso cuando tu vas al mercado no preguntas por lo que vas a comprar? Pues con los bancos sucede igual. Son servicios. Préstamo y ahorro. Hipotecas y depósitos. Un negocio al fin y al cabo. Su materia prima: el dinero. Como cliente, en primer lugar, yo quiero estar debidamente informada. Y tener la seguridad de que esa publicidad maravillosa de campos verdes, hermosas catedrales y niños sonrientes que  no esconde detrás negocios oscuros, ilegales o que producen algo prohibido y dañino.

Pues justo esto es lo que SETEM ha descubierto y sacado a la luz gracias a su campaña “Banca Limpia, somos clientes, no cómplices” y al informe “NEGOCIOS SUCIOS – Los bancos españoles financian a productores de armas”. Y es que, resulta que un total de 18 bancos españoles están implicados financieramente en empresas que fabrican nada menos que armas prohibidas.

Armas que matan a miles de personas inocentes cada año. Armas que, como las minas antipersona o los explosivos de las bombas de racimo, se quedan latentes y  escondidos hasta que una persona la descubre y activa y en el mejor de los casos, si no fallece en la explosión, pierde alguna extremidad. Armas como las químicas y biológicas ya  prohibidas por Naciones Unidas. O armas no prohibidas pero sí controladas internacionalmente como las nucleares o las de uranio empobrecido, pero cuyo polvo tóxico radiactivo posterior afecta a la salud de las personas que lo respiran.

Por cierto, que 8 de esos bancos españoles, han sido los que financiaron las bombas de racimo que la empresa española Instalaza fabricó en 2007 y que en abril de este año 2011 han sido usadas por el criminal de Gadafi contra la población civil en Libia. (anexo Instalaza)

Al menos ahora en www.bancalimpia.com podemos entrar, informarnos y escribir una carta a nuestro banco o a otros bancos. Yo ya lo he hecho diciéndoles que no apruebo este tipo de negocios. Que no quiero que hagan esto en mi nombre. Que soy cliente, pero no cómplice. Que yo, no quiero que mi dinero, ni un sólo euro, ayude a fabricar semejantes artefactos letales. En la web también puedo compartir esta información con mis contactos en las redes sociales e incluso, si lo deseo hacer una donación económica para apoyar otra banca posible y que ONG como SETEM puedan seguir investigando y haciendo de “pepitos grillos” para que todos, incluidos los bancos, seamos cada día un poco mejores y el mundo vaya un poquito mejor.

Hacer este tipo de quejas a través de http://www.bancalimpia.com tienen otra ventaja y es que no tendremos que soportar respuestas de empleados de banca desinformados o que piensan que somos “bichos raros” cuando, antes de depositar nuestros ahorros allí se nos ocurre la “osadía” de preguntarles qué harán con nuestro dinero.

Anuncios

No más bombas de racimo

2 agosto 2010

Ayer celebramos una victoria.  Una victoria que nos enseña que los movimientos sociales pueden promover hasta leyes internacionales.  La entrada en vigor del Tratado de Prohibición de Bombas de Racimo el domingo 1 de agosto se celebró en más de 70 ciudades por todo el mundo.  No te pierdas cómo celebraron esta victoria los miembros de la Coalición Contra las Bombas de Racimo en Catalunya. Fotos aquí.

Ahora bien, como podéis imaginar, nuestra labor no termina aquí.  Según el artículo 1C del Tratado, queda prohibido cualquier tipo de ayuda y/o asistencia para la fabricación de bombas de racimo.  Hemos detectado en el informe, “Inversiones Mundiales en bombas de racimo” que 146 entidades financieras han invertido 43.000 millones de $ en 7 empresas fabricantes de municiones de racimo. 16 entidades tienen su sede en 4 países que lo han firmado y ratificado, entre ellos se encuentra tanto España como algunos bancos españoles.

Nosotros, desde SETEM, entendemos que la financiación en empresas fabricantes de bombas de racimo es una ayuda explícita a la proliferación de estas armas. Que los Estados firmen tratados y, a su vez, dejen que sus bancos financien empresas productoras de bombas de racimo no sólo es incoherente sino que además atenta contra el compromiso adquirido ante la comunidad internacional.

146 entidades financieras obtienen parte de sus beneficios al invertir en bombas de racimo:

21 abril 2010

Las bombas de racimo y las municiones que guardan en su interior son de acción indiscriminada y quedan muchas veces ocultas, listas para explotar incluso después de que los conflictos hayan finalizado.

Madrid, (19 de abril de 2010) – Parece mentira que, año y medio después de la histórica firma de la Convención sobre Bombas en Racimo celebrada en Oslo en diciembre de 2008, sigan muriendo personas a causa de estas bombas, nada más y nada menos que 10.000 civiles en los últimos 40 años (según cifras de la OUNU). Pero sobre todo cuesta creérselo cuando quedan menos de 4 meses para que sean ilegales al entrar el tratado en vigor el próximo 1 de agosto.

Sin embargo, los 43.000 millones de dólares que 146 entidades financieras, de 16 países diferentes, han invertido en empresas armamentísticas especializadas en la fabricación de las bombas de racismo, son reales. Para informarnos sobre esto y concienciarnos de que no es tan difícil de creer,  La Red Internacional BankTrack, representada en España por la ONG SETEM y activistas de todo el mundo, publicaron el informe “Inversiones mundiales en bombas de racimo: una responsabilidad compartida”, en el que piden a gobiernos y financieras el cese de sus inversiones en estas armas que destruyen vidas casi diariamente a costa de la obtención de beneficios.

Si piensas que con el fin de la guerra, la barbarie de las bombas de racismo llaga a su fin, estas muy equivocado, pues sus efectos continúan año tras año al desenterrarse de forma accidental, siendo en la mayoría de los casos (un 40%) niños inocentes los que se topan con ellas. Aún así, parece que a 146 entidades no les importa, destacando la frialdad de España y el BBVA, país que firmó y ratificó la convención.

Si quieres saber más sobre países y entidades financieras que contribuyen con su inversión a la fabricación de bombas de racimo, te invito a descargar: