Archive for the ‘Desarrollo’ Category

“Sólo hablamos de lo que sucede en la parte norte”

27 octubre 2011

La Responsabilidad periodística  en la lucha contra la pobreza ¿Teoría o realidad? es el título de la mesa redonda organizada por la Coordinadora de  ONG de Desarrollo de España (CONGDE) en CaixaForum en la que han participado los periodistas Rosa María Artal, Bru Rovira, Ramón Lobo y Rosa María Calaf e. Esta mesa redonda ha tenido lugar el  13 de octubre de 2011  y es uno de los debates preparados por la CONGDE con motivo de la Semana contra la pobreza 2011.

Actualmente existe una confusión entre periodismo y política. Las informaciones que llegan a las redacciones son notas de prensa de partidos políticos con un mensaje muy definido y elaborado. En las informaciones internacionales tan sólo aparecen nombres de presidentes y altos cargos ajenos a las historias humanas y a los desastres naturales. Hay un acuerdo no escrito por el que se obvia a todos aquellos que son noticia y se les concede espacio siempre a los mismos.

Bru Rovira recogía en esta frase la situación del periodismo actual “Gracias a las nuevas tecnologías me informo al segundo  y lo olvido al instante”. La sobreinformación que abunda en la red nos anestesia. La información es entretenimiento y su función es distraer. Hoy en día se busca el espectáculo  y la pobreza no lo es así que no tiene una presencia importante en los grandes medios de comunicación.

En los medios se presenta a la pobreza como un mal “ineludible”, como una lacra de aquellos países explotados. Hay que trasladar el mensaje: “todos somos responsables de lo que ocurre”. El ciudadano tiene que hacer el esfuerzo de informarse, una idea que Calaf resumía en esta idea: “uno tiene que elegir entre descansar y ser libre”. Hay que exigirle a los medios la verdadera información.

Hoy en día vemos como a la empresa periodística no le interesan los contenidos elaborados sino una información inmediata y sin contrastar. No existe un interés por realizar información de excelencia informativa, sólo se busca el beneficio económico.

No existen los reportajes en profundidad. Hoy sólo apelan a las emociones y no a la racionalidad del ser humano. Cada vez existe un silencio mayor sobre los temas que atañen al Tercer Mundo. Lobo lo define como un “genocidio informativo”. No podemos obviar ciertas informaciones y sólo hablar de lo que sucede en la parte norte.

“Los políticos tienen en sus manos los recursos y los medios para acabar con la pobreza pero ésta no se encuentra entre sus prioridades”. Rosa María Artal explica que tradicionalmente el periodismo se constituyó como el cuarto poder. Actualmente podemos decir que es un apoyo más del propio sistema. El periodismo guía a la opinión pública hacia la verdad absoluta. Juzga y dirige. El último ejemplo lo encontramos en  la guerra de Libia, cuando sentenció que Gadafi merecía ser destituido y la entrada de las tropas se justificó como “ayuda humanitaria”.

Poco a poco vamos construyendo una sociedad que duerme y ha olvidado el pensamiento crítico. Existe una gran dificultad entre el saber  y el hacer.

Calaf sentencia que “cada vez alejan más a la prensa del lugar donde suceden las cosas”, ya no se viaja  ni se investiga ni se conoce. Tampoco se profundiza en las causas de los problemas. La hambruna actual de Somalia es actual, ningún medio realiza una investigación de la historia del país africano desde los años 90.

La solución para la pobreza no reside en la caridad sino en la justicia y el reparto igualitario.  Y para ello el periodismo necesita de los medios de la política y de la propia democracia para erradicarla. Mientras los políticos sigan enfrascados en sus discusiones electorales la pobreza seguirá llegando a miles de hogares de los países del Sur y a otros tantos en los países desarrollados.

Sara Martín Gutiérrez
Voluntaria del Departamento de Comunicación
SETEM MCM

Anuncios

A un paso de la concienciación solidaria

1 septiembre 2011

Acabamos de iniciar la segunda década del siglo XXI pero, a duras penas, hemos avanzado en aquellos propósitos que nos hicimos con el cambio de siglo. Percibimos cómo los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 encuentran  muchas dificultades para su desarrollo y comprobamos cómo,  los avances tecnológicos y la multiplicidad de medios de comunicación no evitan que sigamos conviviendo con la pobreza o la desnutrición.

Quizás estamos recorriendo  un camino equivocado que debemos de orientar hacia un ejercicio de concienciación solidaria para que, más allá de la respuesta puntual a las grandes emergencias, sea una actitud vital que  utilice los medios de que disponemos para vencer esta lacra.

Es evidente que la solidaridad tiene que convertirse en el motor económico y humano que asegure la dignidad y los derechos de nuestra sociedad. Pero esta actitud no va a llegar, precisamente, de los políticos o de los organismos internacionales, que llevan décadas de propuestas, si no va acompañada de una concienciación ciudadana que la reclame y del apoyo de las ONG.

En esta línea, SETEM es una organización que trabaja para erradicar las raíces de la pobreza,  promoviendo políticas de responsabilidad social, llevando a cabo tareas de concienciación y promoviendo iniciativas que velan por los derechos fundamentales.

De esta manera pone “voz” a las víctimas de la pobreza, que no pueden alzar “su voz”, denunciando las situaciones injustas en las condiciones de trabajo, en  la gestión de las finanzas o en la gestión del comercio internacional, proponiendo un Comercio Justo.

En definitiva, es urgente que adoptemos un nuevo orden mundial que implique a medios de comunicación, a los ciudadanos, a las ONG y a  los organismos internacionales, y que haga de la  erradicación de la pobreza una necesidad inmediata.

 

Marisa Hernando Rodrigo, voluntaria en SETEM MCM (Comunicación)

De la borrachera de la bonanza a la resaca de la escasez

10 agosto 2011

El mundo y el ambiente dela Cooperación Internacional, como no puede ser de otra manera, no difieren del contexto socioeconómico sobre el que surge y actúa, en este caso nos referimos a las sociedad opulentas del Norte.

Así, antes de estallar la Tercera GranDepresión y demostrar que esto es una crisis sistémica como lo fueron las dos anteriores, nuestro “mundillo” iba viento en popa a toda vela, o al menos eso parecía y se desprendía de un ambiente de euforia colectiva. La Cooperaciónse ponía de moda, multitud de jóvenes bien intencionados se lanzaban a cursar costosas maestrías de nuevo cuño impregnados de una ilusión sin límites y de un cierto desconocimiento a menudo preocupante  . Un país que hasta hace dos días era receptor de ayuda al Desarrollo se enorgullecía de haber incrementado sustancialmente sus aportaciones económicas e incluso de haber situado ala Cooperación Internacionalcomo una política de Estado y a la lucha contra la pobreza como una prioridad en las relaciones exteriores. Nadábamos en la abundancia, así que nadie reparaba en exceso sobre nuestro mundillo

Mientras, la sociedad también participaba de esta orgía de placer. Todos nos sentíamos ricos y, en consecuencia, nos endeudábamos , comprábamos cosas que nunca imaginábamos que pudiésemos comprar y cuya utilidad resultaba un asunto baladí. Muchos jóvenes dejaban sus estudios, total, sin ellos podían ganar un montón de dinero y hasta podían “tunear” su coche, al tiempo que  esbozaban una sonrisa ante los pringados que seguían estudiando. En definitiva, ya no éramos clase trabajadora , ahora,  éramos por fin clase media-alta.

Algunos, no muchos, advertían sobre el castillo de barro que se estaba construyendo –aguafiestas- se les gritaba, -que ahora somos ricos, aprovecha-. En el terreno dela Cooperación,a pesar del aumento de fondos y creación de más organizaciones no gubernamentales, también existía gente que advertía que el aumento de fondos y de ONG no eran, por si solos, una buena noticia, muy al contario podía llegar a ser contraproducente. Se  estaba construyendo la burbuja dela Cooperaciónque ahora ha estallado y ante la que muchos se sienten indignados.

Durante los tiempos de vacas gordas y chuletas jugosas, era el momento de ganar todo lo que se pudiese a nivel individual.  Es la lógica del sistema que luego, en los malos tiempos, reclama siempre arrimar el hombro como ejercicio de esfuerzo colectivo. Mientras, en Cooperación, todo era buenas caras y sonrisas, había dinero. Sin embargo, este momento no fue aprovechado para consolidar un sistema de Cooperación nacional que a grandes rasgos sigue dejando bastante que desear. Como es tradición patria, España no ha buscado copiar a los buenos, que en este caso supondría echar a una mirada hacia los países nórdicos; nosotros lo hacemos a nuestra manera, una vez más, “Spain is different”.Multiplicidad de actores fruto del traslado del modelo autonómico, escasa coordinación, escasa coherencia entre políticas, malas políticas comunicativas, mucha proyectitis, excesiva dependencia de las ONG a falta de un desarrollo sustancial de la propia AECID y muy poca evaluación son algunos de los rasgos más señalados de nuestras políticas de cooperación, que sigue teniendo a las ONG como actor más visible.

Ahora sufrimos los excesos de antaño, la resaca promete ser dolorosa y muy dilatada en el tiempo. Se acusa al gobierno nacional y a los autonómicos de haberse ventilado de un plumazo las políticas de Cooperación, ¿alguien lo dudaba?, me pregunto yo. Las ONG han alzado la voz, no mucho, todo sea de paso .No sólo este llanto no ha producido eco sino que incluso ha sido ignorado por la sociedad civil que sigue sin entender- quizá porque no se le ha explicado-, por qué gastar dinero con los países del Sur cuando en España la cosa está tan mal.

Ha llegado el momento de reflexionar, de ser autocríticos y de replantearse la situación. Ahora toca hacer más con menos, ya que la crisis de los ricos tiene sus peores consecuencias en el Sur.La Cooperaciónse esta poniendo en duda desde todas las esferas de decisión y hay que reaccionar ante ello. Especialmente cuestionado se encuentra el modelo tradicional de cooperación norte –sur ante los avances y desarrollo de la cooperación entre países en desarrollo, el llamado modelo sur-sur.. Así que debemos  ser conscientes de los antiguos excesos y ser capaz de encontrar un brebaje que nos alivie el dolor de cabeza. Pongámonos a ello.

Ramón Gelabert, socio y voluntario de SETEM MCM

Primer día en Tegucigalpa

5 agosto 2011

COMPARTIMOS CON TODOS/AS VOSOTROS/AS un nuevo ARTÍCULO/POST DE LA SERIE: “Testimonios de CAMPOS DE SOLIDARIDAD de SETEM 2011″

———————

El lunes, por fin, llegamos a nuestro destino, tras 4 horas de autobus. Ya estamos instalados en la “Casa San Fermín”, una casa de voluntarios en la que compartimos las habitaciones y la cocina. Como  llegamos tarde, solo nos dio tiempo a ir al banco a cambiar a lempiras y a comprar comida. Dimos una vuelta por el “barrio”, nos tomamos unos “licuados” impresionantes, de frutas diferentes, bueníiiiiiisimos! Y luego a dormir, que estábamos muertos.

Hoy, los gallos han empezado a cantar a las 4 de la mañana y 3 horas más tarde estábamos preparados para salir. Hemos visitado la escuela San Francisco en un barrio que le llaman “el hoyo”, muy humilde. Nuestro trabajo ha consistido en ayudar a los niños y niñas en las clases de refuerzo. Había niños de todas las edades, y a todos nos ha tocado estar en algún momento con todos. Por ejemplo, hemos ayudado con las matemáticas, con la lectura y escritura, a manualidades varias y en general a lo que nos pedían en cada momento.

Estamos cansadillos pero contentos, ya teníamos ganas de conocer los proyectos y de compartir momentos con los hondureños.

  • No te pierdas nada del grupo de voluntarios/as (Sónia, Mar, María y Federico) que están en Honduras en los Campos de Solidaridad de SETEM. Sígueles en su blog http://cuatroenhonduras.wordpress.com que también encontrarás en nuestro Blogroll!!!