Archive for the ‘Crisis’ Category

La Tierra está en venta

4 octubre 2011

“Se vende planeta. En su totalidad. Compre ahora antes de que se acabe el plazo. Se venden ríos, cordilleras o archipiélagos. Y para grandes ahorradores, se venden países. Todo a su disposición”.

Este anuncio se publica periódicamente en televisión, radio o internet. ¿Ya lo has visto? Quizá no te has fijado, pero lo anuncian a menudo. Pasa algo desapercibido por estar escrito con otras palabras, en un leguaje algo confuso. Suele venir disfrazado de expresiones como “medidas para reactivar la economía global”, “fórmulas para crear desarrollo” o “problemas necesarios para superar la crisis”. Pero el mensaje es el mismo: se vende planeta.

¿Quién o qué lo ha puesto en venta? No está del todo claro, ni es una persona concreta. Y es en esta interesada confusión, donde reside gran parte de la dificultad para impedir la venta. Lo que sí está claro es que quien tiene dinero suficiente, tiene el poder para hacerse con el control de los recursos naturales de un país, sus medios de comunicación o su futuro político, económico y social.

Sigue leyendo este artículo aquí

Alfonso Basco
www.culturadesolidaridad.org

Anuncios

El sistema en transición.

23 agosto 2011

Imagen originaria http://amanecemetropolis.blogspot.com Desafortunadamente, no es una novedad que el mundo viva una época convulsa e inestable. Y es que no es para menos, si tenemos en cuenta que estamos presenciando el fin de un ciclo y el comienzo de otro. La incertidumbre sobre qué va a ocurrir en lo político, lo económico o lo social aumenta cada día en diversos lugares del planeta. La sociedad está desorientada, especialmente la juventud. Un futuro incierto y carente de oportunidades asoma en el horizonte. Y es en este desencanto generalizado donde reside el fin de una etapa que no ha contemplado el interés humano, sino el interés material. Así es, prevalecieron las cosas sobre las personas.  Y una, sobre todo lo demás: el dinero. Que pasó de ser una cosa a ser un dios todopoderoso.

Hasta el día de hoy el mundo no ha estado gobernado y dirigido por gente, sino por dinero. Eso que algunos llaman los mercados y que Adam Smith designó como “la mano invisible” que todo lo regula. Como si se tratara una ley natural. Nos olvidamos de que las leyes naturales sólo las da la naturaleza, aquella que también quedó en un segundo plano hace tiempo.

Por suerte cada vez más personas actúan contra ese orden, tratando de revertirlo hacia a un sistema más humano. Pero ese cambio sólo se producirá cuando la mayoría esté dispuesta a llevarlo a cabo. Si viene de una minoría, ésta podrá ser respetada o incluso elogiada. Pero no seguida, que es de lo que se trata.

Tenemos claro qué es lo que no queremos y comenzamos a saber lo que sí queremos: las personas primero. Y que las leyes naturales nos las dé la madre naturaleza, no el dinero. A partir de ese sencillo paso dado por la mayoría, comenzarán a ser más importantes las personas que las cosas. Y arrancaremos definitivamente hacia un nuevo ciclo.

Dicho lo anterior, no olvidemos algo importante: seguimos en una etapa de transición. Naturaleza y seres humanos siguen siendo una moneda de cambio de la que se sirve una minoría para acumular riqueza. Acumulación de riqueza para unos pocos cuya codicia se ha convertido en un fin en sí mismo, ni siquiera es un medio para mejorar o avanzar. El sistema que elevó el dinero a la categoría de divinidad no se ha acabado y sigue extendiéndose.

Entendamos que el cambio es cosa de todos, es algo en lo que todas las personas pueden y deben participar. En esta época no basta con dar un paso adelante, sino contribuir a que la mayoría tome conciencia y también lo dé. Nos siga, nos comprenda y forme parte de la idea de un futuro mejor.  Solo así llegaremos a la Era de la gente, la de toda la gente.

Alfonso Basco
http://www.culturadesolidaridad.org

Art. completo: http://goo.gl/NtjkP

Una imagen para la situación actual de crisis…

11 agosto 2011

Hola, quería compartir con todos/as vosotros/as una imagen que nos ha hecho llegar Carlos Pozo, voluntario de SETEM que ahora está en Cork (Irlanda). Me ha parecido muy animante en la situación actual de crisis que vivimos… Un abrazo a quienes en estos momentos  se sienten un poco “devorados”….ánimo!! (he añadido una cita que me parece que le va muy bien) Un abrazo!

“No puedo cambiar la realidad, pero si puedo cambiar mi actitud frente a esa realidad”

 “El Hombre en busca del sentido”, Victor E. Frankl.

De la borrachera de la bonanza a la resaca de la escasez

10 agosto 2011

El mundo y el ambiente dela Cooperación Internacional, como no puede ser de otra manera, no difieren del contexto socioeconómico sobre el que surge y actúa, en este caso nos referimos a las sociedad opulentas del Norte.

Así, antes de estallar la Tercera GranDepresión y demostrar que esto es una crisis sistémica como lo fueron las dos anteriores, nuestro “mundillo” iba viento en popa a toda vela, o al menos eso parecía y se desprendía de un ambiente de euforia colectiva. La Cooperaciónse ponía de moda, multitud de jóvenes bien intencionados se lanzaban a cursar costosas maestrías de nuevo cuño impregnados de una ilusión sin límites y de un cierto desconocimiento a menudo preocupante  . Un país que hasta hace dos días era receptor de ayuda al Desarrollo se enorgullecía de haber incrementado sustancialmente sus aportaciones económicas e incluso de haber situado ala Cooperación Internacionalcomo una política de Estado y a la lucha contra la pobreza como una prioridad en las relaciones exteriores. Nadábamos en la abundancia, así que nadie reparaba en exceso sobre nuestro mundillo

Mientras, la sociedad también participaba de esta orgía de placer. Todos nos sentíamos ricos y, en consecuencia, nos endeudábamos , comprábamos cosas que nunca imaginábamos que pudiésemos comprar y cuya utilidad resultaba un asunto baladí. Muchos jóvenes dejaban sus estudios, total, sin ellos podían ganar un montón de dinero y hasta podían “tunear” su coche, al tiempo que  esbozaban una sonrisa ante los pringados que seguían estudiando. En definitiva, ya no éramos clase trabajadora , ahora,  éramos por fin clase media-alta.

Algunos, no muchos, advertían sobre el castillo de barro que se estaba construyendo –aguafiestas- se les gritaba, -que ahora somos ricos, aprovecha-. En el terreno dela Cooperación,a pesar del aumento de fondos y creación de más organizaciones no gubernamentales, también existía gente que advertía que el aumento de fondos y de ONG no eran, por si solos, una buena noticia, muy al contario podía llegar a ser contraproducente. Se  estaba construyendo la burbuja dela Cooperaciónque ahora ha estallado y ante la que muchos se sienten indignados.

Durante los tiempos de vacas gordas y chuletas jugosas, era el momento de ganar todo lo que se pudiese a nivel individual.  Es la lógica del sistema que luego, en los malos tiempos, reclama siempre arrimar el hombro como ejercicio de esfuerzo colectivo. Mientras, en Cooperación, todo era buenas caras y sonrisas, había dinero. Sin embargo, este momento no fue aprovechado para consolidar un sistema de Cooperación nacional que a grandes rasgos sigue dejando bastante que desear. Como es tradición patria, España no ha buscado copiar a los buenos, que en este caso supondría echar a una mirada hacia los países nórdicos; nosotros lo hacemos a nuestra manera, una vez más, “Spain is different”.Multiplicidad de actores fruto del traslado del modelo autonómico, escasa coordinación, escasa coherencia entre políticas, malas políticas comunicativas, mucha proyectitis, excesiva dependencia de las ONG a falta de un desarrollo sustancial de la propia AECID y muy poca evaluación son algunos de los rasgos más señalados de nuestras políticas de cooperación, que sigue teniendo a las ONG como actor más visible.

Ahora sufrimos los excesos de antaño, la resaca promete ser dolorosa y muy dilatada en el tiempo. Se acusa al gobierno nacional y a los autonómicos de haberse ventilado de un plumazo las políticas de Cooperación, ¿alguien lo dudaba?, me pregunto yo. Las ONG han alzado la voz, no mucho, todo sea de paso .No sólo este llanto no ha producido eco sino que incluso ha sido ignorado por la sociedad civil que sigue sin entender- quizá porque no se le ha explicado-, por qué gastar dinero con los países del Sur cuando en España la cosa está tan mal.

Ha llegado el momento de reflexionar, de ser autocríticos y de replantearse la situación. Ahora toca hacer más con menos, ya que la crisis de los ricos tiene sus peores consecuencias en el Sur.La Cooperaciónse esta poniendo en duda desde todas las esferas de decisión y hay que reaccionar ante ello. Especialmente cuestionado se encuentra el modelo tradicional de cooperación norte –sur ante los avances y desarrollo de la cooperación entre países en desarrollo, el llamado modelo sur-sur.. Así que debemos  ser conscientes de los antiguos excesos y ser capaz de encontrar un brebaje que nos alivie el dolor de cabeza. Pongámonos a ello.

Ramón Gelabert, socio y voluntario de SETEM MCM

SETEM en Colombia Responsable

20 julio 2011

Martina Hooper, responsable de la campaña ropa limpia de SETEM; Ángel María Garay Echevarría, gerente de Mercado de Dinero Colombia y adjunto a la vicepresidencia de Ausbanc Internacional; John Karakatsianis, director de SI Consulting Sostenibilidad & Int. Foto: Ausbanc

En SETEM fuimos invitados a participar en el encuentro “Colombia Responsable” para hablar sobre la Inversión Socialmente Responsable (ISR) y el consumidor.

Nada más empezar, y viendo los cientos de personas trajeadas  en el público, sentí la necesidad de avisar que no iba a hablar sobre la gama de productos ‘éticos’ que existe ahora en el mercado, ni de lo bien que han hecho las entidades al respecto. Para hablar de la ‘ISR’ (que corre el peligro de convertirse en otro termino más que nadie entiende lo que realmente significa, como la RSC), más bien hacía falta hablar de la Inversión NO Responsable (que sigue como la realidad mucho más consolidada), la falta de conciencia sobre el tema, lo que podemos hacer y lo que estamos haciendo para rectificar esta situación.

Destaqué que aunque hoy haya más bancos con políticas de sostenibilidad, la calidad de estas políticas está por debajo de un mínimo aceptable, faltando compromisos claros, y transparencia. ¿Como explicamos el hecho de que BBVA, mientras que aparece en la página principal del evento con sus $5 mil millones que invertirá en proyectos de Responsabilidad Social este año y su Informe de RSC de nivel A+, es el banco español que más financia la industria armamentística?

Tienen normativas internas que prohíben este tipo de financiación pero han gestionado empresas como Finmeccanica, fabricante italiano de bombas de racimo, participada por la Libian Investment Authority (LIA) que ha realizado recientes negocios con el gobierno de Gadafi, cuyas armas han sido muy probablemente utilizadas en la represión de la población civil de este país de los pasados meses. Todo esto demuestra que su normativa interna es un engaño para sus accionistas y el consumidor en general.

Recordé que la mayoría de consumidores ingresan sus ahorros a las entidades bancarias en buena fe, desconociendo que financian la fabricación de armas controvertidas tales como armas nucleares y minas anti persona por las cuales han muerto más de 10.000 civiles en los últimos 40 años, y que en el mismo Colombia constituye un gran problema, siendo las FARC uno de los grupos que más minas anti-personas han sembrado en el mundo. En las noticias en el avión rumbo a Bogotá me enteré de la campaña de sensibilización ‘Remangate’, en la que la gente tenía que subir una pierna del pantalón en reconocimiento de la lucha contra el uso de estas armas que matan y hieren indiscriminadamente a cualquiera que las pise, y que están absolutamente prohibidas, en todos los lugares, en todas circunstancias. Los ciudadanos de Colombia ya están hartos y quieren hacer algo, igual que mucha gente aquí en Europa.

¿Y que se puede hacer?

Las campañas de SETEM dan a los consumidores una canal para trasladar sus preocupaciones y ejercer presión a las empresas y entidades financieras para que cambien. (http://www.bancalimpia.com)

Mientras tanto, el único modelo de la Inversión Socialmente Responsable que podemos con toda sinceridad promover es el de la Banca Ética. Hemos apoyado su expansión en España, como alternativa a la banca convencional, apoyando iniciativas que luchen por la justicia social, y buscando una rentabilidad tanto social y medioambiental como económica. Por ejemplo la Fundación Inversión y Ahorro Responsable, FIARE, un sistema de Banca Ética implantado ahora en toda España como alternativa al sistema bancario tradicional. Esta entidad es totalmente transparente, participativa, y presta su apoyo a la economía real. O Triodos, que hoy tiene sucursales en Holanda, Belgica, Reino Unido, España y Alemania, y a través de sus fondos de inversión y microcreditos, está presente en 38 paises de Europa del este, Asia, Africa y America Latina. Un estudio reciente mostró que este banco europeo ha mantenido su crecimiento a largo plazo durante 2010, demostrando que la banca ética y sostenible es una respuesta sólida ante la crisis financiera.

En el panel estuvo también Ángel María Garay Echevarría, vicepresidente de Ausbanc Internacional, que destacó los beneficios extraordinarios que tuvieron las entidades financieras durante los años del casino financiero, y su papel en la crisis mundial, por lo cual no pueden actuar como un proveedor más, primero porque tienen el dinero de los ahorradores, y luego si les va mal, si gestionan mal, todos tenemos que girar dinero para salvarlos. Aunque aplaudió las iniciativas de la Banca Ética, indicó que aún no ha logrado calar entre los consumidores. Más del 60% de las personas nunca han odio hablar de la ISR, lo que evidencia el desconocimiento que existe frente al tema y la confusión entre solidaridad y el concepto de ISR. “Hasta hace un tiempo se ha hablado de ISR como un nicho de mercado, ahora se han dado cuenta de que debe ser una nueva filosofía que inspire la gestión global de las empresas”. El cierre del panel estuvo a cargo del socio fundador y gerente general de Estrategias Corporativas S.A, Luis Gallo quien añadió que hoy ya no solo se habla de inversiones socialmente responsables, sino también de inversiones socialmente rentables, y que ambos objetivos pueden estar juntos.

Terminé recordando, de nuevo, que lo que hace una entidad ‘responsable’ es la totalidad de su impacto, no actos solidarios ni productos éticos sueltos. Nos alegramos de los avances y los logros, pero mientras que haya incongruencias en el sistema, seguiremos criticando de manera constructiva, y fortaleciendo los actores de la sociedad civil para que puedan opinar e incidir. Es nuestro papel y parte importante del progreso hacía una inversión realmente responsable. La crisis está despertando una visión más global en la gente, y un nuevo interés por temas de transparencia, y, junto a las nuevas tecnologías y redes sociales, ahora les es posible informarse y conseguir las herramientas para hacer algo.

Si buscas “dinero y responsabilidad” en Google, te sale mil páginas sobre como enseñar a tus hijos a ahorrar, a invertir, y a gastar, para rendir el mayor beneficio posible. En ninguno hace mención al hecho de que esos ahorros, inversiones o gastos pueden tener un impacto más allá de tu propia felicidad, para otras personas, en otros países. No es nada nuevo que el capitalismo es egoísta, pero entonces ahora que vemos que nos está afectando a todos, ¡a lo mejor nos ponemos las pilas!