Compre señorita, compre!

by

La luz del semáforo cambia a rojo. Los carros, taxis y autobuses se detienen. Decenas de vendedores aparecen por sorpresa. Formando una hilera avanzan entre los vehículos. Con una precisión y equilibrios casi perfectos ofrecen numerosos objetos (ver foto más abajo, en el apartado Combizzzzz). Estos objetos no guardan relación alguna. Son, simplemente, grandes bazares ambulantes.————–

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: