Criterios para una compra responsable de ropa

by

A mi, que me gusta la ropa y la moda (si, lo confieso) pero también me preocupa y mucho quién ha realizado mi ropa, en qué país, en qué condiciones y busco y reclamo (si no reclamamos no se nos escucha) que se me asegure que esa ropa no ha sido realizada en régimen de explotación de ningún ser humano en el mundo…

Es decir, que mi gusto por la moda no entre en contradicción con mi lucha personal y profesional por un Comercio Justo y unas relaciones Norte-Sur equilibradas y en igual dignidad humana. Pero como sabemos es muy difícil, dado que, con excepciones, la única ropa que actualmente me asegura el respeto a los derechos humanos y laborales de todas las personas es la ropa (y el resto de productos) de Comercio Justo.

Estas “Rebajas” y pese a  que la crisis aprieta los bolsillos, las ventas en comercios minoristas han experimentado el pasado mes de junio una subida del 0,9% Pero lo que no debe ocurrir es que, por que haya crisis y porque queramos comprar ropa lo más económica posible, los que tengan que “pagar” sean las personas con menos recursos y menos posibilidades de exigir sus derechos laborales. Desde la Campaña Ropa Limpia-SETEM lo venimos recordando desde 1997 y este año, con motivo de las Juntas de Accionistas de Inditex y Adolfo Domínguez, no ha sido menos

Mientras la industria y el negocio de la moda van cambiando y a la espera de que algún día exista una real Responsabilidad Social Corporativa y no de “pegatina”, nosotros, en nuestro papel de consumidores tenemos que ir cambiando también. Y es que todo cambio se inicia por el cambio en uno mismo. Por eso comparto con vosotros los 8 CRITERIOS PARA UN CONSUMO RESPONSABLE DE ROPA que proponemos desde la Campaña Ropa Limpia-SETEM y que son los siguientes:

  1. Preguntarnos si aquello que queremos comprar satisfará realmente una necesidad nuestra o un deseo o si sse trata de una compra “compulsiva”.
  2. Buscar alternativas que minimicen la explotación de materias primas (intercambios, segunda mano, reparación, reutilización…)
  3. Plantearnos qué tipos de comercios o empresas estamos favoreciendo con nuestras compras.
  4. Asegurarnos de la calidad de lo que compramos de cara a adquirir bienes más saludables y duraderos.
  5. Informarnos sobre las repercusiones sociales y medioambientales de los procesos productivos que hay detrás de la ropa que compramos.
  6. Ejercer nuestros derechos como consumidores para evitar abusos o para reclamar información.
  7. Hacer un buen mantenimiento de nuestra ropa para alargar su tiempo de vida.
  8. Cuando acaba la vida útil de un producto, tirarlo de manera selectiva para que se pueda reciclar el material del que está hecho.

Si os interesa saber más sobre el tema os invito a leer una interesante publicación que ya tiene algunos años pero que sigue siendo muy actual y que es la Guía para el consumo responsable de ropa

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: