LA CRIS FINANCIERA COMO CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD

by

El pasado miércoles tuve la suerte de asistir al primer día de las jornadas “La crisis global y las alternativas a las políticas de desarrollo del Sur”. De nuevo poca gente, pero, claro, ¿cómo se les ocurre a los señores de ATTAC y Economistas sin Fronteras proponer unas jornadas sobre la crisis si es que ésta ha pasado ya, o no? Como bien se nos explicó en las jornadas lo peor se encuentra todavía por llegar, especialmente en España. Y, esta vez, no lo dicen solamente economistas “radicales” o “rojos”, sino un premio Nobel de economía como Paul Krugman.

Precisamente el ponente del día era uno de esos economistas heterodoxos – Juan Torres– que, afortunadamente, “no tiene mucho crédito en el mundillo”, así que nos propusimos escucharlo muy atentamente, ya que uno no es, ni mucho menos, un experto en economía. El catedrático de la Universidad de Sevilla pronunció una conferencia con el título “La crisis global y el futuro del sistema capitalista: ¿Qué políticas para después del consenso de Washington?”

Lo que a continuación voy a escribir es el resultado de mis propias conclusiones; el que quiera saber lo que exactamente contó el profesor tendrá la oportunidad de ver el video que se grabó durante la ponencia.
Uno de los principales problemas del sistema económico actual es su fuerte financiación, es decir, que hoy en día el epicentro y lo que más dinero mueve en el mundo no es la economía productiva propiamente dicha, sino la economía financiera; por eso la crisis es, sobre todo, una crisis financiera. Conviene recordar que lo financiero no genera bienes ni puestos de trabajo, únicamente grandes beneficios para unos pocos especuladores en muy corto plazo, un plan perfecto diría yo. Pero, ¿cómo es posible que hayamos llegado a esto?

Los clásicos liberales solían pensar que el interés personal repercutía automáticamente en el interés colectivo; pero resulta que al final no fue así, básicamente porque no todos somos iguales. Además, resulta que los mejores años del capitalismo se dieron bajo una gran intervención estatal, prueba de que el mercado no era aquel ente mágico que repartía riqueza a todo el mundo. Pero ese modelo entró también en crisis, prueba de que las crisis son consustanciales al sistema capitalista; y la solución fue la de volver a la dictadura del mercado pero, esta vez, con una fuerza inusitada, bajo una desregulación sin precedentes y otorgando, a su vez, un protagonismo enorme al mercado financiero. Son los años dorados del Neoliberalismo y de las políticas del consenso de Washington.

Este sistema Neoliberal, junto con sus grandes aliados, los bancos, son los que han generado la crisis tras años de especulación en la que muy poca gente ha ganado mucho, pero que mucho dinero. Resulta muy interesante explicar por qué los bancos han llegado a tener tanto poder; pero eso para otro día. Hablemos ahora un poco de la gestión de la crisis.

Lo más curioso de la crisis fue la reacción inicial. Cuando estalló la crisis fue muy interesante escuchar y observar las reacciones de los políticos. Parecían radicales de extrema izquierda, clamaban contra los bancos como si de demonios se tratase. Pudimos escuchar al nada sospechoso de subversivo Sarkozy decir que había que refundar el capitalismo. Pasado un tiempo y recordando ese tipo de declaraciones no puedo más que descojonarme. Como dijo el profesor Torres: “¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada?”

Lo que al final se ha hecho ha sido un “plan de rescate para los bancos”. La comunidad internacional ha mostrado una capacidad de movilización sin precedentes para actuar ante la crisis, inyectando una cantidad asombrosa de dinero público en los causantes de la crisis sin exigir ningún tipo de contraprestación. Por eso digo que la crisis ha supuesto un gran crimen contra la humanidad. ¿Por qué no se actúa con la misma eficacia y celeridad ante la gran crisis de nuestro siglo, a saber, la muerte diaria de miles de personas por no tener nada que llevarse a la boca?.

Anuncios

Una respuesta to “LA CRIS FINANCIERA COMO CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD”

  1. anacordon Says:

    Vaya reflexión final más aterradora…y qué cierta es

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: