¡¡Tú puedes cambiar el mundo!!

by

Hemos oido tantas veces esta frase que la mayoría de la gente no lo cree. Nos escondemos en la masa y perdemos nuestra capacidad como individuos para cambiar el mundo. Nuestra capacidad y nuestro sentido de la responsabilidad. Sin embargo, en nuestro día a día tomamos miles de decisiones que pueden estar cambiando el mundo. Decisiones que aunque provengan de un solo individuo, pueden tener importancia para muchas otras personas.

Siempre he creido en algo parecido al efecto mariposa, para lo bueno y para lo malos, mis actos tienen repercusiones en el mundo entero. Soy responsable de las consecuencias de mis actos.

Desde SignificaRSE esta mañana nos daban casi 20 pautas para ser Socialmente Responsable en nuestro día a día. Entre estas ideas, sacadas de la  Guía de Consumo Responsable  de Intermón Oxfam, se incluían las siguientes /corto y pego 😉 /:

ALIMENTACION
– Empieza a consumir alimentos certificados como ecológicos (apoyas la agricultura sostenible y contribuyes a aumento de superficie dedicada a estos cultivos)
– Consume productos locales y de temporada (se ahorra energía en el transporte y se favorece la agricultura local)

TRANSPORTE
– Si puedes elegir, opta por medios de transportes menos contaminantes, utiliza el transporte colectivo.
– Conduce de manera responsable: evita los frenazos y aceleraciones, comparte coche…

CONSUMO DE ENERGÍA
– Escoge la alternativa que suponga menor consumo de energía
– Cierra las ventanas y las puertas de los lugares donde regulas la temperatura
– Comprueba si realmente es necesario tener en funcionamiento durante todo el día en casa el sistema de climatización.
– Para evitar fugas de energía, aísla bien las puertas y ventanas de tu casa
– Fíjate en la etiqueta energética que los electrodomésticos. La categoría A son las más eficientes, los de la categoría G los menos eficientes.
-Compra bombillas de bajo consumo. Una bombilla de bajo consumo tiene una vida útil 10-12 veces superior a una estándar y usa entre 1/5 y ¼ menos de energía.
– Apaga completamente los aparatos eléctricos cuando no los utilizas. La luz de “stand by” consume energía, entre un 10-15% de la electricidad usada en una vivienda media es debido a la electricidad consumida durante estos periodos de Stand-by.

REDUCIR
-Valora tus necesidades y en función de éstas realiza tu consumo
– Compra lo que realmente necesites de productos perecederos, para no tener que tirarlos.
– Escoge productos con menos envoltorio o que sea reciclado.

REUTILIZAR
– Reutiliza bolsas, papel escrito por una cara
– Repara las cosas que se rompen en lugar de reponerlas por unas nuevas (ten en cuenta el impacto medioambiental que se ha producido a la hora de fabricar el nuevo producto)
– Regala las cosas que no te sirven antes de tirarlas.

RECICLAR:
– Separa tu basura
– Entrega los residuos peligrosos (baterías, pilas, material informático…)en los Puntos Limpios.
– Recicla el papel y el vidrio en los contenedores que existen en tu ciudad.

SETEM desde nuestra Guía de Cómo vivir sin acabar con el Planeta y nuestra Guía de la Campaña Ropa Limpia: Guía para el consumo responsable de ropa también os queremos hacer llegar algunas ideas más para que nuestro día a día sea más respetuoso con las personas y con el Planeta:

PORTADA-GUIAAL COMPRAR: 
– Pregúntate qué prendas te hacen falta o te haría ilusión tener.
– Asegúrate de que la ropa que das por “gastada” no se puede seguir usando.
– Haz un repaso del armario: quizá tengas ya las prendas que quieres.
– Si la ropa es para niños/as mira si puedes usar la hermanos/as mayores o conocidos/as.
– Intercambia tu ropa con amigos/as y familiares.
– Busca en tiendas de segunda mano.
– Antes de comprar en una tienda de primera mano, pregúntate a quién favorece esa compra.
– Cuida tu ropa para que te dure más tiempo.
– Mira bien las etiquetas, infórmate y pide que te informen.

2007-GUIACONSUMORESPONSABLE-setem-MEDIMÁS IDEAS
– Evita los productos de usar y tirar.
– Haz un uso responsable del agua. Usa solo la que necesites y pide en tu Ayuntamiento que utilicen agua reciclada para regar y limpiar las calles.
– Evita el despilfarro de papel, utilízalo reciclado y previene los incendios forestales.

Y COMO IDEAS ESTRELLA:

Consume productos de Comercio Justo, porque además de cumplir todos las recomendaciones anteriores, estarás apostando por una herramienta para el desarrollo que hoy permite que miles de personas puedan vivir dignamente de su trabajo y ayudar al desarrollo de su comunidad y sus países.

Invierte en Banca Ética y exige a tu banco habitual transparencia y responsabilidad en sus inversiones. Porque con el dinero que tu ahorras puedes apoyar un mundo más justo y evitar que los esfuerzos que realizas en tu día a día por construir un mundo mejor, no sean contrarios a las repercusiones que producen las inversiones que tu banco hace con tu dinero.

Hazte activista. Porque como consumidores/as y ciudadanos/as tenemos el derecho a elegir el mundo en el que queremos vivir. No desistas ni desconfies: tu firma, unida a la de miles de personas como tú, puede cambiar el mundo. Tenemos la última palabra.

No se trata de agobiarse si no de ir incorporando en nuestra vida pequeñas constumbres que generan grandes cambios.

¿Tienes más ideas?

 

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: